About Me

Jose Gómez
Ver todo mi perfil

Buscar Libros Reseñados

Seguidores

Sigueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook

About

josegomez87@gmail.com

Reseñas Publicadas

Editoriales Colaboradoras

Sobre Mi

Soy amante de la literatura y como tal he abierto este espacio para compartir las sensaciones que me genera un libro.

Etiquetas

2013 (68) 2012 (64) 2018 (63) 2014 (49) 2015 (28) 2017 (24) 2019 (24) 2010 (21) 2011 (19) 2009 (18) 2016 (18) 2008 (11) 2006 (9) 2007 (9) 2005 (8) 2002 (6) 2003 (5) 2004 (5) 1997 (3) 1956 (1) 1979 (1) 1993 (1) 1996 (1) 1998 (1) 2001 (1)
Con la tecnología de Blogger.

Avisame

sábado, 2 de noviembre de 2013

Ficha Técnica


Título en Español:  El Golem
Título Original: Der Golem
Traductor: Isabel Hernández
Páginas:   360 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editoral: CATEDRA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788437631806



Tomando como punto de partida la vieja leyenda judía del monstruoso gólem, un ser artificial fabricado por un rabino que le insuflaba la vida escondiéndole en la boca un pedazo de pergamino con una palabra mágica escrita en él, el maestro de la literatura fantástica Gustav Meyrink teje con total brillantez una novela poé tica y cautivadora que atrapa al lector desde el principio y ya no lo suelta. Son muchos los que han glosado las bondades de "El gólem", y en palabras de Jorge Luis Borges, uno de esas larga lista de notables enamorados de la obra del escritor vienés: "Novalis anheló alguna vez 'narraciones oníricas, narraciones inconsecuentes, regidas por asociación, como sueños'. Tan fácil es componer narraciones de esas como imposible es componerlas de modo que no sean ilegibles. "El gólem" —increíblemente— es onírico y es lo contrario de ilegible. Es la vertiginosa historia de un sueño. En los primeros capítulos (los mejores) el estilo es admirablemente visual; en los últimos arrecian los milagros de folletín (...). No sé si "El gólem" es un libro importante; sé que es un libro único".

Autor



Nació en Viena, en 1868. Tuvo una infancia y una adolescencia conflictivas por ser hijo natural de un ministro wurtemburgués. Se sabe que trabajó primero en un banco y que estuvo a punto de suicidarse. Mientras frecuenta los círculos esotéricos de Praga, Munich y Viena, publica sus escritos sobre estos temas en la revista Simplizissimus. Se interesó siempre por los fenómenos paranormales y, en El dominio blanco (1921), escribió:“Se aproxima la hora en que el espiritismo va a cubrir  la humanidad como una meca pestilente”. Corresponsal de Kafka y Thomas Mann, terminó sus días, al correr del año 1932, acusado de herejía: su nombre figuraba en las primeras listas negras de los nazis. Toda la obra de Gustav Meyrink es una constate búsqueda de lucidez, de la elucidación de los oscuros vericuetos de la actividad oculta y negada del hombre. Sus novelas más importantes son, además de las citadas, El rostro verde (1916) y El túnel en la ventana de Occidente. 

Opinión Personal




Una historia genial para las fechas en las que nos encontramos pero muy complicada de leer.

En las fechas en las que nos encontramos, donde de una forma religiosa se celebran el dia de los difuntos, y de una forma más pagana la noche de las brujas o Halloween. Estas celebraciones que siempre podemos asimilar a ese miedo a lo descocido, a las propias leyendas que se inculcan a través de estas fechas especiales. Por esos miedos interiores, es miedo no físico sino ante lo desconocido, sino en muchas ocasiones hacia nosotros mismos, nos encontramos con El Golem, una novela donde el interior, lo desconocido hacen de la historia algo inquietante.


El Golem ser de leyenda nacido de las manos y los conocimientos cabalísticos de un rabí, el cual realiza los servicios requeridos por parte de su creador, pero que puede llegar a quedar al libre albedrío, como así sucede, demuestra que cualquier animal, persona, no puede ser controlada en su totalidad, siempre existe un margen por pequeño que sea de libertad para el individuo, quizás esta última frase quede demasiado moderna para el contexto y la fecha en la que fue escrito o quizás demasiado actual para esa época y muy desfasado para la nuestra.

Pero si un lector “despistado” se acerca a esta historia buscando ese miedo atroz, esa sensación de opresión por algo tangible, saldrá totalmente decepcionado, esta historia en muchísimas ocasiones, durante muchísimas páginas totalmente anárquica como son nuestras propias sensaciones, que pasan en muchísimas ocasiones de una felicidad totalmente eufórica a la más baja de las penas. El miedo con el que juega el autor es a lo desconocido, pero no a aquello que podemos tocar sino lo que sale de nosotros mismos, ese miedo a en muchas ocasiones conocernos realmente, ver que guardamos en nuestro interior que no queremos o no nos interesa dejar salir, como ese monstruo que es el Golem, escondido, totalmente encerrado pero que puede reaparecer sin que seamos capaces de controlarlo. El protagonista de la historia asimilando al propio monstruo ve su propio interior incontrolable, que en muchas ocasiones ante situaciones injustas sacan ese “yo” interior que se rebela ante las injusticias y quisiera combatirlas con su propia esencia malvada, ahí está el Golem que todos tenemos esa creación que como cuenta la leyenda viene de la propia palabra escondida de la creación de Dios, esa palabra que da vida, pero a su vez crea la muerte, el cual es el mayor miedo que campea por nuestro interior. Pero a su vez ese propio “monstruo” interior es capaz de sacar el lado bueno que todos tenemos, para la protección, ya que como todo en esta vida, ese famoso ying y yang está presente, no haya nada totalmente bueno que no tenga su propia paradoja en lo malo y viceversa.


El conocimiento del autor en el mundo esotérico de la época, el cual está muy arraigado incluso dentro de las clases altas hace que lo oculto sea la parte central de la historia, juega con los miedos interiores, jugando con las zonas más góticas de esa Praga que el conoce y vuelca en sus historias, en esta novela los lugares son simplemente nombrados y reseñados de una forma sutil, sin grandes alardes y solo como un apollo a la situación y estatus de cada uno de los personajes, no hace descripciones tan concienzudas como realizó con posterioridad en otras novelas como es el caso de La Noche de Walpurga en la que esas descripciones son mucho más concienzudas, aquí esas descripciones se las guarda para jugar con el interior de sus personajes, con las leyendas que sirven mucho más para la descripción de una época que la propia ciudad, donde es más importante el ser que el lugar. El intentar recluir la novela en un estilo concreto novelesco puede llevar a equívocos y a crear unas expectativas no reales, estamos ante los albores de la ciencia ficción pero también ante una novela Gótica, pero no menos que ante una novela de un terror psicológico, ¿Con cuál nos quedamos?, ¿Qué estilo narrativo es en el que se puede abarcar esta historia?, en todos y en ninguno, al estar escrita con el estilo que la plasmo Gustav Meyrink nos puede parecer una novela Gótica donde la oscuridad, los miedos, esa sensación barroca de opresión aparece por cada una de las líneas que nos introducen en ese barrio judío de Praga, pero quien le quita esa parte de Terror, ese miedo paralizante que nos crea el propio protagonistas con sus sueños, si de algo puede presumirse en esta historia es que es inclasificable en todos los sentidos, desde un punto de vista estilístico, hasta  para el gusto del propio lector, complicada y anárquica de principio a fin hacen de ella una historia que se debe leer pero que como en la lotería puede tocarte ese premio gordo con la alegría que conlleva de haber leído una historia que te ha encantado o dejarte el regusto amargo, que no termina de llenarte, e incluso no poder ni acabar de leer la historia. 

Agradecimientos a Ediciones Catedra

0 comentarios: