About Me

Mi foto
José Gómez
Ver todo mi perfil

Buscar Libros Reseñados

Seguidores

Sigueme

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook

About

josegomez87@gmail.com

Reseñas Publicadas

Editoriales Colaboradoras

Sobre Mi

Soy amante de la literatura y como tal he abierto este espacio para compartir las sensaciones que me genera un libro.

Etiquetas

2012 (54) 2013 (50) 2010 (20) 2011 (14) 2009 (13) 2014 (10) 2018 (9) 2006 (8) 2007 (7) 2008 (7) 2002 (6) 2005 (5) 2003 (4) 2004 (4) 1997 (3) 2017 (3) 1956 (1) 1979 (1) 1996 (1) 1998 (1) 2001 (1) 2016 (1)
Con la tecnología de Blogger.

Avisame

sábado, 16 de noviembre de 2013

Ficha Técnica


Título en Español: El Último Bernal
Páginas:   654
ISBN: 978-84-9030-728-1
Formatos: Edición rústica con solapas
Tamaño: 15 x 21 cm
Editorial: Editorial Círculo rojo



Ambientada en la última década del siglo XIX, "El último Bernal" narra el encuentro de varios personajes que de manera fortuita coinciden en una pequeña localidad situada al oeste de Andalucía. Jimena Martínez del Rosal, joven caprichosa e impulsiva; se ve obligada a pasar las vacaciones estivales junto a Luisa, la nueva esposa de su padre, cerca del cortijo La Bernalesa, propiedad de Emiliano Bernal, último descendiente de una importante saga olivarera. Con la llegada al pueblo de los Maxwell, amigos de don Emiliano; y los Vargas, hermanos sevillanos que visitan a un familiar, lo que se perfilaba como un aburrido verano, se convierte en una caja de sorpresas; no todos se encuentran en ese lugar por las causas que alegan, algunos ni siquiera son lo que aparentan. Intereses ocultos y algún que otro secreto irán moviendo los hilos de todos ellos, mostrando en algunos casos la verdadera historia que ocultan tras de sí.


Autor



Dolores Leis Parra. Desde muy temprana edad se dejó llevar por la llamada de la literatura. Apasionada de la lectura, no quiso conformarse con ser parte pasiva de las historias que leía, atreviéndose a escribir relatos de misterio, cuyos improvisados detectives, eran pandillas de niños. Homenajeaba así, aquellas primeras lecturas que le hicieron descubrir la magia de los libros. La fascinación por los siglos pasados le llega de la mano de Jane Austen, que con sus novelas le mostró una visión totalmente diferente de la literatura. Sería en esa época, con apenas quince años, cuando se atrevió a escribir un primer relato ambientado en los primeros años el siglo XIX, al que siguieron otros cuyo escenario transcurre, tanto en dicho siglo, como la época actual.
Desde hace algunos años, colabora con la "Revista Altheia", publicación trimestral editada en la pequeña localidad de Villaescusa de Haro (Cuenca), donde su esposo es propietario de la centenaria casa familiar.


Opinión Personal




Una historia romántica como la época en la que se ambienta.

Cuando nos vemos con un libro entre las manos asumimos que vamos a viajar por medio de la imaginación al lugar que nos quiera llevar el autor o autora que nos proponemos leer. Ya sea mundos imaginarios, lugares que no existen, o situaciones inverosímiles pero que se vuelven realidad entre nuestras manos. Dolores Leis nos lleva a un lugar de Andalucía, a un siglo romántico por excelencia.


Si algo caracteriza a este libro es la quietud, tranquilidad, con la que está narrada la historia, consiguiendo dejarnos una sensación de relajación mientras vamos leyendo. La historia en si podemos catalogarla de repetitiva, no en un sentido peyorativo sino que es una historia bastante repetida y usada en la literatura con mayor o menor éxito en este caso bastante bien conseguida, no aburre ni se hace demasiado pesada, quizás la lentitud con la que se van sucediendo los hecho hace que la novela se haga algo larga al final, pero no debe dar miedo embarcarse ni perderse entre esos olivos centenarios que plagan la historia.

Una niña para la época en la que está ambientada la historia, despreocupada que va creciendo y haciéndose mujer ante nuestros ojos en un sentido  profundo donde su pensamiento y sus propias prioridades van cambiando a partir de ir conociendo su realidad que termina convirtiéndose en ella misma, en algo intrínseco a donde vive, a donde ha nacido y que va germinando en su interior, así crece este personaje, donde Julia Martinez etc. Va pasando de una niña bien mal criada a una persona responsable y la autor nos muestra una de sus primeras reivindicaciones dentro de la novela, un feminismo bien entendido, quizás una frase como esa sacada de contexto puede hacer pensada en un ataque al feminismo, nada más lejos de la realidad, pero para mí el feminismo defendido por la autora en la novela, es un feminismo igualitario donde tanto deberes como derechos entre el hombre y la mujer en todos y recalco en todos los ámbitos de la vida deben ser iguales no en un feminismo extremista donde solo se idealiza y se lucha por este feminismo en lo que interesa. Este personaje va pasando de ser una niña repelente y que causa repulsa en su lectura por su frivolidad a demostrar que todos podemos cambiar, más intelectualmente que físicamente, en general ha conseguido crear un muy buen personaje la autora.

A nivel general todos los personajes tienen y destilan los aromas que la autora parece haber buscado en ellos, desde la protagonista Jimena, pasando por el busca vidas de De Medina, a las clasistas Maxwell de soltera e Isabela, personaje que al contrario de Jimena va mostrando su lado más negativo conforme nos vamos introduciendo en la historia, va mostrando la realidad de un sistema clasista y la realidad de la vida en esa época, donde las clases sociales están sumamente marcadas y la línea de separación entre ellas se hace demasiado grande para ser cruzada, existiendo personas que defienden la minimización de ella, encontrando en su “lucha” por eso con personas cercanas que buscan lo contrario. Como algunos personajes que merecen la pena conocer y que tienen más importancia en la historia y en cómo se comportan otros personajes de lo que parece en un principio.

La lectura de la historia se torna pausada tal como la vida en un lugar caluroso, donde todo debe transcurrir de una forma lenta para no cansarse, asi va transcurriendo la historia, con unas descripciones lentas pero nada cargantes ni sobre cargadas, al no ser necesarias para la historia, ni el lugar donde transcurre la historia, ni los propios paisajes son importantes y la autora para no restar importancia a lo que quiere narrar los usa como lo que le ha interesado para este libro, algo que simplemente enmarcan o embellece la historia pero que no debe distraer el fondo de ella.

Agradecimientos a Dolores Leis

0 comentarios: